IMG_1461

EL LUGAR

Santa Catalina, unos años atrás era apenas un pueblo aislado hasta que un grupo de surfistas americanos encontró en sus playas la “ola perfecta”. A partir de ese momento todo cambió en aquel lugar; el pueblo del interior se convirtió en una playa turística donde sus habitantes rara vez aprovechan los beneficios del desarrollo. Solo sus playas y su Ola generosa no distingue nivel económico, ni clasificación social. Hoy en día, para los 350 moradores de Santa Catalina el surf significa la esperanza de una vida mejor y para los más jóvenes su razón de vivir.

Marina Productions, todos los derechos reservados - 2014